Intento al Aneto por su cara sur (11-08-2008)

Intento de ascensión por su cara sur al Aneto en compañía de Fidel y Luis.

Croquis de la ascensión
















Las previsiones metereológicas sabíamos que eran muy malas, con una muy alta probabilidad de que nos lloviese, pero aún así decidimos arriesgarnos y llegar hasta donde pudiésemos. Llevábamos mucho tiempo organizando nuestras agendas como para desperdiciarlo.


Después de un vivac tirados en el asfalto de un parking en las afueras de Benasque, tomamos el primer autobús 4x4 que se dirige al Valle de Vallibierna.

A las seis y pico llegamos al Puente de Coronas y comenzamos a andar siguiendo las indicaciones de la GR-11 que se dirige hacia los Ibones de Vallibierna.
A las 6:38 llegamos al desvío señalizado en mitad de la Pleta de Llosás que se dirige
hacia los Ibones de Llosás



















Por primera vez vemos a lo lejos el Aneto, junto con el cresterío que se dirige hasta

los Picos de Russell. Impresiona el corte de la Brecha de Tempestades.
De momento el tiempo aguanta, y hay bastante visibilidad...



















Ganamos altura rapidamente. Un vistazo atrás hacia el Pico de Vallibierna




















Remontamos el empinado torrente que cae desde los ibones de Coronas...




















hasta llegar al primero de ellos, encajonado entre unos agrestes paredones de granito (2480 m-7:05).

De aquí parten también los senderos hacia el Tempestades, el Margalida y los Russell, visibles al fondo.



















Lo vamos bordeando por su orilla mientras nuestras miradas se dirigen hacia la arista de Llosás, una fantástica escalada que realizamos hace un año, pero lo que mas nos preocupa es que por las alturas se ha empezado a cubrir de nubes.


















Hemos llegado a una zona de bloques de granito, totalmente descompuesta donde, sin ninguna otra referencia, debemos de seguir los escasos hitos que podemos ver, intentando ganar altura por neveros cuando se puede.

















Según los gps, nos encontramos a algo más de 3000 metros y hemos llegado a un punto donde la visibilidad es nula.

No tenemos ninguna referencia, no sabemos a donde dirigirnos, y decidimos que ya es suficiente. En estas condiciones no podemos meternos en esa escalada.
Son las 9:00.

















Una foto de recuerdo...




















y para abajo. Por lo menos asoma el sol en el fondo del valle


















El Vallibierna también se encuentra cubierto



















Para las 11:30 nos encontramos de nuevo en la Pleta de Llosás




















Un vistazo atrás hacia el Aneto (menos mal que sigue cubierto, si hay algo que da rabia es ver que despeja después de abandonar...). Volveremos otra vez por aquí.