ESTARAGNE (28-08-11)

Ascensión al Pico de Estaragne a través del valle homónimo y su arista N en compañía de mi mujer  y de nuestra hija Lide, de siete años, que coronará su primer tresmil. Lo de la niña tiene mérito, pero lo de la madre, sabiendo que desde hace 21 años que subió conmigo al Aneto a través del Corredor Estasen, no ha vuelto a subir a un tresmil, tiene más todavía....
La idea era haber subido con Florian Jacqueminet -¡hubiese sido su 18ª ascensión a esta cima y su tresmil nº 578!- pero dos días antes me llamó para indicarme que le había surgido una alternativa más interesante: iba a participar en la grabación de la siguiente película de René Dreuil en el Balaitous. Como para rechazar la oferta...

Tras cenar en el pueblo de Saint Lary el sábado, subiremos al Embalse de Cap de Long, en donde dormiremos en el refugio libre que hay un km antes de llegar a la presa. Nos levantamos a las 08:00 horas.

 













Estas son las vistas que tenemos de izquierda a derecha mientras desayunamos fuera del refugio: Pic des Trois Conseillers, Breche de Néouvielle, Néouvielle y Ramougn.















Tras recoger todo y descender hasta el parking situado junto a la entrada del Val d´Estaragne, un km más abajo de donde hemos dormido, a las 09:00 horas comenzamos la ascensión.















Durante el primer km. el sendero apenas gana altura, va siguiendo el río mientras se atraviesan amplios pastizales. El Estaragne es visible durante este tramo, al fondo del valle.















Para ascender por primera vez a este pico, hace ya diez años, seguí este mismo sendero y luego continué hacia el Campbieil, el Maubic y la Aguja Tourrat. Aquella vez, una espesa niebla me acompañó durante toda la ascensión y no pude saber por donde subí realmente. Hoy he comprobado que subí siguiendo el itinerario que utilizaremos nosotros para descender.
Un vistazo atrás, en donde se aprecia la blanca presa del Embalse de Cap de Long, y el Pic de Heche Castet















Dejamos de bordear el río y comenzamos a ganar altura por la primera pendiente fuerte del recorrido.
































Una vez arriba, asoma el Lac d´Orédon al fondo.















Haremos una pequeña parada en esta explanada. En la fotografía se aprecian parcialmente los recorridos que haremos, tanto de subida, como el de bajada. Para subir, remontaremos la pendiente que se aprecia a la derecha de la fotografía hasta llegar a otro llano, desde donde subiremos por la descompuesta ladera que sube hacia el Col d´Estaragne. Antes de llegar a él, ganaremos la cresta N (F+) (perfil de la fotografía) y la iremos remontando de derecha a izquierda. Para descender de la cima, bajaremos hacia la izquierda, en dirección a la Crête des Cintes Blanques y después siguiendo un sendero balizado, iremos perdiendo altura por varios resaltes en los cuales a veces hay que poner las manos (F+), hasta empalmar de nuevo con el sendero de subida a la altura del llano superior. Hay una tercera opción de subida, la más sencilla, pero la mas larga, que sería subir hasta el Col d´Estaragne, perder altura por la vertiente opuesta hasta empalmar con el evidentes sendero que viene desde el Embalse de Cap de Long y continuar hasta la cima por la vertiente oeste.















Comenzamos a ganar altura hasta el siguiente llano, en donde volveremos a descansar.





















Nos ha costado subir este repecho, pero ya estamos arriba. Llevamos algo menos de dos horas.















Hacemos una parada larga para reponer fuerzas, y comenzamos a ganar altura por el descompuesto sendero. Este tramo es el más roto de toda la ascensión.















Apoyo mutuo...





















Ahí mismo tenemos el Col d´Estaragne, pero no subiremos hasta él...















Unos hitos indican el recorrido a seguir para ganar la cresta: subiremos por la chimenea-repisa que recorre la fotografía de derecha a izquierda, por encima de Lide.





















Primer contacto con la roca.















Llegamos a la arista. Nuestro objetivo queda lejos todavía...








Asoma también el macizo del Pic Long.















Comenzamos a ganar altura por la arista...














teniendo que atravesar pequeñas brechas, que aunque sencillas, son muy aéreas. Al fondo asoma un casi-tresmil, el Grand Pic des Alharisses (2993 m)















A nuestros pies el Val d´Estaragne:















Continuemos. La cima, la de la izquierda, se ve más cercana...















Vistazo atrás. Asoman el cresterío Turon de Néouvielle-Néouvielle, y la mole del Grand Pic des Alharisses en primer plano.















El Campbieil está también aquí mismo, pero lo dejaremos para otro año...















Un descanso con vistas:










Otro paso aéreo:















Ahora sí que está ahí mismo la cima...





















Últimas dificultades:





















Un vistazo a la arista recorrida. Hay que decir que aunque sea sencilla, algunos de los pasos impresionan mucho a los no habituados a estos vacíos.... Dicen que se oyeron gritos y maldiciones por la arista... a mí todavía me pitan los oídos...















¡Si se ve nuestro coche!














Ya sólo nos queda remontar un sencillo sendero...





















hasta llegar a la cima. Estaragne  3.006 m. Con mi mujer y mi hija a tresmil metros no estoy nada contento.  ¡Qué vaaaaaa! Hemos tardado 4 horas 20 minutos en llegar.
Me acabo de dar cuenta de que hoy hace justo un año estaba en la cima del Monte Perdido, celebrando las bodas de plata de nuestra primera ascensión a nuestro primer tresmil 














Falta el otro gandul, que está de campamento. Le pondremos una piedra por él.















Y sobre todo, escribiremos una nota en el libro de cima:
Lide Garmendia 7 años. Este ha sido mi primer tresmil. He subido con mis padres Mari Karmen y Martin.





















En la cima hemos coincidido con Kevin, de 15 años, y su padre. Ha sido también el primer tresmil del primero. Día de celebraciones en el Estaragne.
Una vez pasada la emoción, nos dedicamos a contemplar las vistas:
Quayrat-Lezat-Crabioules-Seil de la Baquo-Maupas-Perdiguero-Macizo de las Maladetas-Bachimala-Lustou-Culfredas-Posets-Espadas-Forquetas-Eristes.... Uf, menudo mirador.















Macizo de la Munia y del Monte Perdido. El Soum des Salettes en primer plano:













Badet-Pic Long-Maubic-Aig. Tourrat:















Turon de Néouvielle-Trois Conseillers-Néouvielle-Ramougn-Midi de Bigorre.














Y el valle por donde hemos subido:















Y sobre todo a la impresionante vertiente este del cresterío Estaragne-Campbieil, por donde este Enero ascendimos a través de la Voie des Corridors al Cambieil SSW o Pico Lentilla, visible al fondo de la foto.


















La estación de esquí de Piau-Engaly se encuentra también a nuestros pies.















Permanecemos casi una hora en la cima. Aunque el helador viento del norte nos hace abrigarnos, disfrutamos de ella. A las 14:00 horas comenzamos el descenso. Seguimos el sendero que se dirige hacia el inicio por el oeste de la cresta de Cintes Blanques, que une esta cima con el Pic Mechant.


Llegaremos a una espectacular repisa-mirador de la vertiente este:











Dejamos el cresterío y ahora continuaremos por un evidente y descompuesto sendero bien balizado...















bordeando la arista por la cual hemos subido.















El Grand Pic des Alharisses. Impresionante.





















Poco a poco vamos perdiendo altura. Durante un tramo pisamos hierba, dando tregua a tanta piedra.















Por ahí hemos subido hasta casi el Col d´Estaragne:





















¡Qué alivio al quitarse las botas!















¡Venga, ama... que ya estamos....!















Ya sólo nos queda llanear hasta llegar al coche...















pero ya que Lide se ha portado tan bien, le dejaremos que descanse durante este tramo...














y que disfrute... ¿el padre o la hija?
















Al final llegaremos al coche un poco antes de las 17:00 horas, después de ocho horas de sangre, sudor y  lágrimas de emoción. Atrás queda una jornada de la cual nos acordaremos durante mucho tiempo.
Ahora sólo queda juntarnos los cuatro en el Montcalm, pero la cosa pinta mal para poder ir este año... El refugio de Pinet está ocupado todos los fines de semana que quedan hasta cerrarlo y quedan pocos días de vacaciones de los chavales antes de empezar el colegio. En fin, siempre nos quedará seguir cresteando...