12 de julio de 2007

PICOS DE BOUM Y MAUPAS

Ascensión en solitario a los picos de Boum (3006 m) y Maupas (3109 m) desde la cabecera del Valle de Lys (1130 m), situado junto al pueblo de Bagnères de Luchon.
Fotografía cedida por nudels.

El primer día ascenderé al primero de un tirón y el segundo, después de vivaquear en altura, el segundo. A las tres de la tarde comienzo la ascensión desde el abarrotado parking. No hay pérdida:
todos los senderos están perfectamente señalizados

Como la subida normal al Refugio de Maupas, ya la conozco, esta vez utilizaré una variante (el itinerario nº 40) que a pesar de alargar el recorrido, creo será más bonita.
Este primer tramo de ascensión común con el 41, es bastante duro al ganar altura rápidamente por el interior de un frondoso bosque

El sendero va bordeando un barranco en el cual podemos disfrutar de la vista de numerosas cascadas


De esta forma llegaré a la bifurcación, tomando el de la izquierda

Precioso... y sobre todo, solitario. Hasta ahora me he cruzado con bastantes turistas vestidos de Coronel Tapioca y con mochilas como la que lleva mi hija pequeña a la ikastola. No olvidemos que esta zona es muy turística. A partir de ahora no voy a ver a nadie.

Una vez superada la bifurcación del Col de Pinata, que uniría este valle con la zona del histórico Hospice de France, o el Refugio de Venasque, un vistazo atrás nos permite apreciar en la panorámica la subida a este collado

De esta forma llegaré al bonito Lac Vert (realmente ha merecido la pena el desvío)

Por no perder altura, a partir de ahora tendré que avanzar un poco fuera de sendero...

hasta enlazar de nuevo con el itinerario nº 41

¿He dicho antes que los itinerarios están perfectamente señalizados?

Tenemos que pasar irremediablemente junto a las conducciones de agua y el teleférico privado que sube desde la Central Hidroeléctrica del fondo del valle y que afean este lugar.

El Lezat y sus agujas, unos viejos conocidos me saludan entre nieblas

No es preciso descender hasta el Refugio de Maupas

Unos curiosos hitos en forma de barras de hierro clavadas en la roca nos indican el recorrido

Ya tengo por fin a la vista los dos objetivos

Ahora hay que atravesar toda esta ladera pedregosa. Desde esta perspectiva, el pico de Mall Barrat (2986 m) parece más alto que el Boum (3006 m)

Hay que bordear el contrafuerte rocoso que desciende de la cima teniendo que atravesar el diminuto glaciar de Maupas

El Maupas se queda atrás. Mañana iré a por él.

El Mall Barrat parece inexpugnable desde esta vertiente

Sólo me queda el remontar este inmenso pedregal para llegar a la cima del Boum, teniendo que realizar una trepada algo aérea en el tramo final de la arista.

Hay que correr, que no queda mucho tiempo de luz...

Por fin, a las 21:30 llego a la cima. Boum

Anochece en el macizo de las Maladetas.
Se aprecia el Aragüells y la cresta de Cregüeña, donde estuvimos hace dos semanas

Ya sólo queda bajar rápidamente hasta el vivac improvisado, donde pasaré una fría noche bajo las estrellas.

El amanecer es espectacular: una imagen desde el vivac.

A las 06:45 comienzo a andar.
He esperado a que el sol comience a reblandecer la nieve, ya que no llevo crampones.
Hay que ganar el falso collado que hay entre el Maupas y el Maupas

Desde este collado la vista es brutal:

El Lezat y el Grand Quayrat vistos de más cerca

Ahora debemos de atravesar en diagonal la vertiente para salvar los cortados

Los picos de Crabioules nos ofrecen una imagen inédita

Ya queda poco...

Por fin... a las 08:15 llego a la cima del Maupas.

A mis pies tengo el Valle de Remuñé y al fondo el macizo de las Maladetas

El refugio de Maupas queda debajo y el Valle de Lys, punto de partida, mucho más abajo.

Con días como el de hoy se agradece el hacer panorámicas. Una imagen desde el Perdiguero hasta el Grand Quayrat

Después de descansar un buen rato disfrutando de las vistas, continúo con el plan inicial que era el continuar por el cresterío hasta los picos de Rabadá y Navarro

Ya sabía que este tramo era muy aéreo, pero lo que me encuentro supera todas mis posibilidades. Después de atravesar algún tramo a "caballo" y de destrepes "peliagudos", llego a una placa en adherencia y con caída a cada vertiente, que me echa para atrás. Ya he arriesgado bastante, además así tengo excusa para subir por el Valle de Remuñé, que no conozco.
Lo que son las cosas, a los años volví a este lugar y lo pasé tranquilamente.

Vuelta de nuevo "peliaguda" hasta la cima y descenso hasta el refugio de Maupas donde me tomaré una cerveza después de los apuros anteriores, y a las 11:00 continuaré con el descenso

Vuelta a pasar por las ruinas industriales...

y otra vez sin pérdida, siguiendo esta vez el itinerario nº 41, llegaré de nuevo al parking del Valle de Lys a las 13: 00 horas que, como era de esperar, se encuentra a rebosar de turistas.
Ahora sólo me queda pasar al pueblo de Bossost a través del puerto del Portillón, donde me invitarán a una pantagruélica comida...
Perfil del primer día:

Perfil del segundo:


Vista aérea con los recorridos de los tramos finales de las ascensiones

Recorrido completo sobre mapa. En verde el itinerario del primer día, y en rojo, el del segundo

1 de julio de 2007

CRESTA DE LLOSÁS

Escalada junto con Luis, Fidel y Joseba de la Cresta de Llosas, comenzando en el Argarot Sur y finalizando en la Aguja Franqueville.
Una vez en esta cima, descartamos la idea original de continuar hasta el Aneto debido al mal tiempo.
Con las primeras luces del alba comenzamos la ascensión después de haber vivaqueado en el primer ibón de Coronas.. En lugar de subir hasta la Brecha inferior de Llosas, atajamos directamente hasta la Aguja de Argarot Sur.

Se trata de un terreno amplio y sin dificultades, en el que de vez en cuando hay que utilizar las manos

Panorámica desde la cima de la Aguja Argarot Sur (3.039).
Cima que cumple todos los requisitos para ser incluída en el listado oficial de tresmiles del Pirineo
De ahí abajo venimos...

Un vistazo a las tres Agujas que tenemos que ascender

La bajada de esta aguja es sencilla...

y la subida a la Aguja Argarot, también

Últimos metros...

Primer tresmil "oficial" del día

Un vistazo al fondo de la brecha. Silueteada en blanco está la famosa placa inclinada


El destrepe es delicado y hay que andar con cuidado

Una vez en el fondo de la brecha, a la derecha de la foto tenemos el paso de hombros extraplomado.

Lo dejaremos para otra vez... Tenemos dos opciones: atravesar este tramo de arista por la izquierda por un tramo de roca descompuesta, o por la derecha, según indicaciones de alguna guía y de otro forero. La verdad es que lo vimos más claro por la izquierda, y tiramos por ahí

El terreno sí que era delicado...


...pero era espectacular

En lugar de seguir la vía más evidente, a Luis se le ocurrió meterse por un empinado corredor...

pero empinado-empinado. IIIº

Curiosamente, esta chimenea sale por encima de la placa inclinada.
Solo nos queda empotrarnos en la chimenea cimera

Cada uno la supera como puede...

En la cima apenas hay sitio para los tres... Aguja Tchihatcheff

por lo que no hay foto de grupo.

Un vistazo atrás...

Continuamos un poco más...

hasta llegar al famoso rápel de 40 m.

Fidel tiene un pequeño incidente en el rápel, pero afortunadamente todo sale bien

El rápel visto desde abajo...

y desde la subida a la Aguja Franqueville

Este tramo, el de la subida a la Aguja Franqueville, es el que peor calidad de roca tiene de toda la ascensión, pero también tiene tramos muy estéticos...

Joseba me saca esta panorámica en la cima.

Por fin. Última cima de la jornada, Aguja Franqueville. En este último tramo coincimos con dos navarricos que nos sacan la foto de cima.

El Aneto nos queda muy leeeeejjjjjjooooosssss...

además con el peligro de tormentas que había anunciado, y con alguna pequeña granizada que ya nos había caído, decidimos dar por finalizada la ascensión y retornar a la anterior brecha. Los navarros continúan para adelante hacia la Brecha Sup. de Llosas.

El destrepe era delicado... (para variar)

Pero finalmente pisamos "tierra firme".

Ya sólo nos resta descender hasta el vivac, recoger las pertenencias y bajar de nuevo hasta el Valle de Vallibierna, donde tomaremos el autobús que nos llevará de nuevo a Benasque.