29 de enero de 2008

OTRO INTENTO A LAS AGUJAS DEL CLOT DE LA HOUNT DESDE EL VALLE DE ARA

Intento de ascensión a las Agujas del Clot de la Hount desde el Valle de Ara.
O como no siempre se cumple ese dicho que dice que a la tercera va la vencida...
De nuevo en Pont de Espagne. A las 15:30 comienzo a andar. La nieve está en muy buen estado, apenas dejo huella mientras gano altura siguiendo las pistas de esquí. En una hora escasa llego al helado Lac de Gaube. Al fondo asoma el macizo del Vignemale. (las fotos están tomadas durante el descenso al día siguiente)

Rápidamente bordeo el lago sin apenas ganar altura

Hace un día espléndido y se disfruta del estado de la nieve. El lago va quedando atrás...

Ya he ganado la mayor parte del desnivel de la jornada, ahora sólo queda ir superando el poco desnivel que queda hasta llegar al refugio de las Oulettes de Gaube, teniendo como fondo de escenario la imponente cara norte del macizo.

Venga, que queda poco...

He tardado algo menos de 2 1/2 horas en llegar al refugio. Echo un vistazo al Col des Oulettes, a donde me tendré que dirigir mañana...

En el refugio se encontraba únicamente una pareja de aragoneses que mañana quieren subir por el Couloir de Gaube. Después de una agradable conversación con ellos, y tras la llegada de una pareja de franceses que quieren subir al Pique Longue y bajar con tablas de snow, me meto al saco después de desearnos mutuamente suerte.

El cielo estaba completamente estrellado, buen síntoma...
A las cuatro de la mañana suena el despertador. Salgo a la calle y, sorpresa, no se ven estrellas, ni tampoco hace frío. La bota se me hunde entera en la nieve...
Pienso que igual al ganar altura la nieve se encontrará más dura, por lo que a las cuatro y media comienzo la ascensión bajo la luz del frontal.
La nieve está igual que en el refugio, costra. No hay huella trazada, por lo que me toca ir abriéndola constantemente. Es desesperante. Tras dos horas de ascensión, y a menos de cien metros de desnivel del Col me doy la vuelta tras meter la pierna hasta la rodilla en la nieve.
Se acabó, me han vuelto a ganar...
Mientras desciendo, observo las evoluciones de los frontales de los franceses mientras suben hacia la Hourquette d´Ossoue. En un momento dado, los frontales comienzan a perder altura.
Ellos también han desistido.
Por lo menos, los aragoneses sí que se han metido en el Couloir de Gaube. A ver si tienen suerte.
No hay fotos de la ascensión, saldrían negras...
Casi a las ocho llego al refugio, ya ha amanecido

Me da pereza continuar el descenso, por lo que entro al refugio y echo una cabezada hasta las nueve y pico. El día ha cambiado completamente y el sol ilumina las cimas.
Otra vez será. Me despido del macizo con esta bonita panorámica: