CILINDRO DE MARBORÉ Y VARIOS TRESMILES FANTASMAS (13-04-2011)

Hacía doce años que no había vuelto a subir a la cima del Cilindro desde una ascensión en compañía de Jon, en el transcurso de una travesía de todos los tresmiles principales de Ordesa. La primera vez lo ascendí junto con mi mujer hace ya más de veinte años.

La idea era, además de la ascensión a la cima, localizar y medir la prominencia entre la base y la cima de una aguja situada en la vertiente Sudeste del Cilindro, para ver si cumple los requisitos para ser incluída en el listado de tresmiles fantasmas. Como esta aguja se encuentra situada a menor altitud que las chimeneas de la vía normal a la cima, debería localizar una manera de acceder a ella desde el corredor que sube al Pitón SW  y atravesar esta caótica vertiente de la manera más sencilla posible. Una vez allí, debería de buscar una manera de subir directamente hacia la cima. Desde la cumbre del Cilindro, la idea era descender hacia la vaguada del Marboré por una vía que cita Miquel Cadpevila en su libro "Los tresmiles en 30 jornadas", y que no he visto reflejada en ningún otro sitio. Por último, quedaría regresar al Lago Helado, subir al Collado del Cilindro y recorrer la arista NW del Monte Perdido para tomar mediciones de una cima (a la cual denominaremos Nudillo, en base a su proximidad al Dedo del Monte Perdido) que hay entre el citado collado y la brecha situada en la base del Dedo. Ya veremos que sale...

El martes dejo el coche estacionado en el parking de la Pradera de Ordesa y comienzo a subir poco a poco hacia Góriz. No hay prisa...


Voy disfrutando de las vistas habituales de esta ascensión:
Las Gradas de Soaso

Gradas de Soaso

La "calzada romana":


La Vía de las Escaleras al Monte Perdido parece que se encuentra bastante limpia de nieve:


Las Clavijas de Soaso se encuentran también limpias:


La cascada de la Cola de Caballo está a rebosar...


Una sorpresa:


Está todo pelado de nieve:


Uno de los pocos tramos nevados de la ascensión.


Como voy en zapatillas, y no me apetece mojarlas, jugaré a esquivar la nieve trepando por las rocas de la derecha:


Últimos metros. Este tramo nevado lo salvaré por la izquierda. He ganado....¡no he pisado nieve!


En el refugio sólo nos encontramos seis personas además de los dos guardas. Cena a las 19:30, y para las 21:00 ya estoy en el saco... Nunca he dormido tan bien en las pocas veces que he dormido en este refugio. 

A las 05:15 horas salgo del refugio. El cielo está estrellado (buen síntoma). Pensaba que el cuarto creciente en el cual se encontraba la luna me iba a ir iluminando durante la ascensión, pero está oculta. Habrá que subir bajo la luz del frontal, menos mal que las pisadas del fin del semana no dejan lugar a dudas del recorrido a seguir:


A las 06:30 empieza a clarear y consigo ver mi objetivo:


A las 07:00 ya se ve lo suficiente como para distinguir el primer objetivo del día, la aguja situada en la vertiente Sudeste del Cilindro. Vista desde aquí, sí que aparenta tener más de 10 metros de prominencia...


A las 07:22 llego al Lago Helado, que se encuentra más helado que nunca. Todavía quedan unas cuantas horas para que alguien pase por aquí (vi bajar a dos personas mientras me encontraba en la arista NW)


Con el cambio de perspectiva, es más complicado localizar la aguja, apenas se ve en la pared rocosa.


El itinerario está claro: hay que subir por el corredor en dirección a la horcada superior, y antes de llegar a ella, subir por la helada pared que se aprecia a la derecha. Durante los descansos, no aparto la vista del Gigante que tengo a mi espalda, ni de su arista NW, la cual recorreré después.


Dejo las pisadas que se dirigen hacia el Pitón SW...


y enfilo hacia aquella horcada:


Por aquí he subido:


Y siguiendo esta estrecha repisa...


accedo a un punto desde el cual veo la aguja unos 65 metros por debajo mío:


Según bajo por la empinada ladera nevada, compruebo como la perspectiva desde la cual veíamos la aguja era engañosa, y que en realidad, la base de esta, está bastante más alta de lo que daba a entender.


Llego a la base. 3160,0 metros. Es evidente que no hay 10 metros de prominencia, pero de todas formas, hay que subir a medirlo.


Cima de la aguja. 3166,9 metros. Menos de siete metros. Detrás asoma el Pitón SW del Cilindro.


Es una pena, por que la aguja está situada en un bonito lugar:


Hay que volver a ganar altura por la nevada ladera...


hasta empalmar con la vía normal, por encima de las chimeneas. Asoman el Marboré y la Tuqueta de Marboré:


Por aquí he subido:


Ya no queda nada para la cima.


09:00 horas. Cima del Cilindro de Marboré.


Un vistazo a la Cara Norte del Monte Perdido y a su arista NW:


Hace bastante viento en la cima, por lo que apenas paro. Además, tengo curiosidad por averiguar como se encuentra esa vía para descender hacia el Marboré. Avanzo en dirección NW hasta localizar un corredor que desciende con la orientación adecuada:


Más adelante había otro que descendía hacia el mismo lugar, pero era un poco más empinado y estrecho. Comienzo a descender. De allí arriba vengo:


Poco a poco voy bajando. La nieve está dura y el descenso es seguro.


Ya tengo a la vista la Tuqueta de Marboré, el Marboré y los Picos de la Cascada.


09:50  Tuqueta de Marboré. Una panorámica hacia los Picos de la Cascada:


Después de subir a la Tuqueta, me dirijo hacia hacia el Lago Helado bordeando el Pitón NW del Cilindro por encima de la Canal Roya. Otra opción hubiese sido ganar la horcada subiendo por este corredor y bajar de nuevo por el de subida al Lago Helado, como hice con Jon. A la derecha se observa el Pitón NW del Cilindro.


Hay que intentar no perder mucha altura... Por aquí pasé en Agosto del mes pasado durante el retorno a Gavarnie después de haber subido al Monte Perdido


Un vistazo atrás a la vía de descenso:


Vuelvo a tener a la vista el Monte Perdido.


Debo de dirigirme hacia el Lago Helado.


Una pareja desciende por la Escupidera. Nos saludaremos más tarde desde las alturas y me quitarán ojo mientras atravieso la arista.


Subo al Cuello del Cilindro por la bien pisada huella. 3072 m en mi gps.


Echo un vistazo a la anterior aguja ascendida:


Comienzo por fin la ascensión de la arista NW. De momento, es una amplia pala nevada bien pisada.


Aunque enseguida se estrechará y acabarán las pisadas ...


Un vistazo atrás para ver el camino recorrido por el Cilindro


Llego al tramo más complicado tecnicamente de la jornada. Varios pasos cercanos al III º me van a hacer sudar... Me quitaré los crampones para andar más cómodo, que bastante poca sensibilidad tengo con las botas plásticas más los crampones.

 

Un hito marca la cima del Nudillo del Monte Perdido. 3176,1 m.
104,1 m. de prominencia desde el Cuello del Cilindro


Comienzo el descenso hacia la siguiente brecha, la situada en la base del Dedo.


Y llego a una sorpresa: una pared vertical de casi diez metros que no me esperaba, donde había colocada una cinta y un maillón para rapelar, y que destreparé como mejor pueda.


Llego a la brecha. 3160,9 m (15,2 metros de prominencia desde la cima). Cumple todos los requisitos para ser incluída en el listado oficial de tresmiles.


La idea era haber bordeado el Dedo por su vertiente norte para continuar la ascensión hasta la cima del Monte Perdido a través de un tramo en mixto, pero la nieve está tan blanda, que sería demasiado peligroso el flanqueo. No me apetece tampoco tener que descender de nuevo por la arista, por lo que la única opción que veo es descender por esta estrecha repisa hasta localizar una pala nevada por la cual bajar al corredor NO.


Después de un buen rato sudando, llego por fin a "nieve firme". Por aquí he bajado:


Aquí estoy ahora, y la intención es seguir ascendiendo hasta la cima.


Llego a la altura del Dedo del Monte Perdido

Y continuo subiendo hasta llegar a los 3200 metros


Son ya las 12:40. Aunque la cima se encuentra a menos de media hora, estoy cansado, la nieve comienza a estar blanda y decido abandonar la ascensión. Bastante he hecho por hoy. Comienzo el descenso.


Un último vistazo al Dedo y a la repisa de descenso:



Pasaré por el refugio de Góriz a las 14:00, aunque ni me acerco para no perder tiempo. La nieve de este último tramo estaba muy blanda y me ha hecho sufrir mucho. Dentro de unas horas comprobaré como el no parar en el refugio ha sido la peor decisión de toda la jornada.

A las 16:30 llegaré al Parking de la Pradera, pensando en las coca colas que me iba a beber, y es entonces, al ir a coger la cartera de la mochila para pagar, cuando me doy cuenta de que me la he dejado en un pasillo del refugio mientras plegaba las mantas a oscuras. Desciendo hasta el Puente de los Navarros para llamar por teléfono al refugio, ya que en el parking no tengo cobertura, y comprobar que la han recogido, y al confirmármelo, decido subir de nuevo a por ella.
La guardesa del refugio se ofreció a descender hasta que nos cruzásemos y entregármela, pero no lo pudo hacer ya que se encontraba sola; un detalle a agradecer. 
A las 17:15 comienzo a subir con sólo un cortavientos, un frontal y zapatillas. A las 19:45 llego al refugio, y tras rehidratarme y agradecérselo nosecuantasveces, comienzo de nuevo a bajar a las 20:00. La luna evita el tener que encender el frontal hasta más tarde de las 21:00, ya dentro del bosque. A las 22:10 llego de nuevo al solitario parking y comienzo el regreso a casa, a donde llegaré a las 01:30.
En total he hecho un ascenso acumulado de 2518 metros, y un descenso acumulado de 3376 m. Dos días más tarde, no me puedo ni agachar....

9 comentarios:

  1. Aupa Mattin.Sales poco por aquí pero cuando lo haces,lo haces a lo grande.Buena actividad la realizada pero la put.....a de tener que subir al refugio ha por la cartera ha sido grande.Que sigas disfrutando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cualquier excusa te sirve para tirar de nuevo para arriba lobo solitario, yo hubiera renovado los papeles y total para cuarenta pavos en la cartera el esfuerzo era enorme, je,je,...

    Ehhh felicidades por el pedazo de actividad y por la exhibición, ya me gustaría a mí acumular tando desnivel en un mismo acto aunque después no me pudiera agarchar en todo el mes.

    1saludo,

    ResponderEliminar
  3. Gracias Xabier. El que no aparezca por aquí no quiere decir que no hagao nada. Digamos que en la temporada de invierno me dedico más al grupo de montaña del colegio.

    Nudels, ya podía haber habido cuarenta pavos... Lo que más miedo me daba era que me parasen en un control sin documentación... A ver quien se cree lo de la cartera...

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Aupa Martin estas hecho toda una maquina de aguantar y aguantar kilómetros a la espalda.Cada vez me sorprendes mas con tus salidas...y aun mas con tus fotos.Animo que ya queda muyyyyyy poco para tu sueño.Haber si un día de estos te veo por Donosti.Un abrazo del Bermeano

    ResponderEliminar
  5. Aupa Ibón, has cambiado de foto, jeje.
    Cuando no hay más remedio, hay que aguantar, ya sabes.

    Yo estoy todos los días por aquí... será que te escondes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Mattin, siento llegar tan tarde pero últimamente estoy más que liada...

    Impresionante actividad, como siempre, te felicito por las fotos... me hago una ligera idea de tu nivel de agujetas, como cuando participas en alguna prueba de larga distancia... :)

    Te he dejado un regalo en mi Blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Sarita:
    Pues fue duro, sí, jeje. Todavía me andan vacilando por lo de cartera...

    Gracias por el regalo. Ya había oído hablar de él, pero yo es que soy muy borde, y no me gusta participar en estas cadenas...

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. solo puedo decir que...genial.....hace 10 años conseguí llegar a la cima del monte perdido.... toda una hazaña, ya que era la primera vez en mi vida que me enfrentaba a una travesia de estas características con.... exito...
    me emociona ver las imagenes del monte perdido..... ya que como tu bien dices.... por hay pasé yo....jejejejej
    el ultimo fin de semana de este mes trataré de hacer el cilindro...... con 50 añitos de edad espero que todo salga bien y disfrutar tal y cono tu lo hiciste y has sabido transmitir a traves de tu blog.
    un saludo
    José
    jareavi2@gmail.com

    ResponderEliminar
  9. Gracias por el comentario, José.

    Con 50 años eres todavía un chaval, jeje.
    A ver si para finales de mes tenéis buenas condiciones de nieve y podéis disfrutar de la cima. Suerte.

    Saludos

    ResponderEliminar