17 de junio de 2019

TRAVESÍA DÔMES DE MIAGE-AIGUILLE DE BIONNASSAY-MONT BLANC

Ascensión al Mont Blanc junto con Jon a través del largo cresterío que une las cimas de los Dômes de Miage, la Aiguille de Bionnassay y una vez en el Col du Dôme du Goûter, continuar por la vía normal que asciende desde el Refuge de Goûter hasta la cima del Mont Blanc.

Partiendo desde el parking de Tré la Tête, situado en el pueblo de Les Contamines-Montjoie ascenderemos hasta el Refuge des Conscrits, donde pasaremos la primera noche. Al día siguiente, tras recorrer los Dômes de Miage, dormiremos en el pequeño Refuge Durier, donde pasaremos dos noches para aclimatarnos mejor y  finalmente, tras ascender la Aiguille de Bionnassay y bajar al collado homónimo, subiremos al Piton des Italiens, en donde enlazaremos con la denominada "Vía del Papa", que desde el italiano Rifugio Gonella nos llevará hasta la cima del Mont Blanc.

El recorrido completo tiene una duración de cuatro días (cinco en nuestro caso) y está cotado con una dificultad de AD, aunque las mayores dificultades se localizan en la escalada de la arista W de la Aiguille de Bionnassay, en donde hay que superar tramos de roca y nieve (III+) y descender posteriormente por la nevada y estrechísima arista E hasta el Col de Bionnassay. Otro tramo complicado sería el descenso desde el más alto de los Dômes de Miage hasta el Col de Miage, en donde es necesario un pequeño rápel. El resto es andar por estrechas aristas nevadas.

SABADO 15 DE JUNIO

Después de haber pasado la noche en el Albergue Juvenil Hi Chamonix-Mont Blanc, a las 08:30 comenzamos a andar desde los 1.100 m. de altitud del parking de Tré la Tête. El camino está bien señalizado y tal y como vemos, nos espera una buena paliza hasta llegar a él.

El sendero gana altura sin tregua por el bosque...

hasta llegar al Refuge de Tré la Tête, en donde nos tomaremos un pequeño respiro.

El camino sigue bien indicado, aunque por una confusión, decidimos abandonar la señalización y  continuar por el sendero de verano -que evita el tener  que atravesar el Glaciar de Tré la Tête-, lo cual nos va a prolongar el tiempo de ascensión, debido al estado de la nieve.

Por ahí debíamos de haber continuado...

pero el sendero que utilizamos tenía bonitos tramos también:



Por fin, para las 15:00 horas llegamos al acogedor Refuge des Conscrits (2.614 m).

Preguntamos a la guarda por las condiciones para poder llegar mañana hasta el Refuge de Durier y  nos comenta que después de la última nevada, nadie lo ha hecho. Qué bien, más incertidumbre....
Un vistazo al Glaciar de Tré-la-Tête desde la terraza del refugio:

DOMINGO 16 DE JUNIO

Para las 05:00 horas comenzamos a andar. Desde el refugio debemos de ir ganando altura por las  pendientes nevadas que se dirigen hacia la Aiguille de la Bérangère.


En algo más de dos horas llegamos a la cima (3.425 m).

El resto de montañeros que han dormido en el refugio y que han llegado antes que nosotros, dan aquí por finalizada la ascensión. Desde luego, no se aprecian huellas en la arista que desciende hacia el Col de la Bérangère y continua hacia el primero de los Dômes de Miage, la cima W:

Descendemos hasta el Col de la Bérangère...


en donde coincidimos con una pareja de franceses con los que compartimos cena y que han hecho el recorrido en sentido inverso comenzando en el Col des Dômes. Comenzamos la subida hacia el Dôme de Miage W.

La Aiguille de la Bérangère va quedando atrás...

La nieve se ha ido transformando debido al calor y el avanzar es un auténtico calvario...

Dôme de Miage W (3.670 m). Por primera vez, vemos a lo lejos nuestro objetivo principal, a donde llegaremos dentro de  dos días. Momento de emoción...


La continuación es un precioso recorrido por aristas de nieve que iremos recorriendo poco a poco.




Una vez en el Col des Dômes, sólo queda remontar la fuerte pendiente que nos llevará hasta la cima principal y más alta de los Dômes de Miage, la cima E.




Al mirar atrás vemos a dos personas que nos están siguiendo. Más tarde comprobaremos que se trata de dos checos que están realizando el mismo itinerario que nosotros.

La continuación por la arista es un tramo mixto de roca y nieve que nos llevará hasta la cota 3.580 del IGN francés, desde donde veremos donde está situado el Refuge Durier.


Un vistazo desde aquí al refugio y a la cima que mañana ascenderemos para aclimatar, la Aiguille de Bionnassay:

Continuando por el cresterío, deberíamos de toparnos con la instalación de un rápel de unos 20 m., pero no llegamos a localizarlo, debiendo de improvisar uno:

Un vistazo atrás una vez superado este tramo:

Dada la hora que es, la nieve está muy blanda y el andar en ella es un calvario. Además, parece que nunca vamos a llegar al refugio...

Aparecen cuestas arriba cuando se suponía que simplemente había que bajar...

Ánimo Jon, que ya lo tenemos ahí....

Por fin, para las 17:30 llegaremos al encantador Refuge Durier, donde nos estaban esperando los checos y Manot, la simpática guardesa.

Un vistazo atrás al tramo recorrido:

Después de la cena a las 18:30, Manot contempla la puesta de sol. El refugio está abierto hace dos días y aquí deberá de estar hasta dentro de tres meses, sola la mayor parte del tiempo. Chapeau por ella.


LUNES 11 DE JUNIO

Al día siguiente no tenemos prisa. La meteo anuncia dos días de buen tiempo, por lo que decidimos pasar otra noche más en este refugio y aprovechar así para subir a la Aiguille de Bionnassay para aclimatar mejor. Así de paso estudiamos el tramo de escalada de su arista W por si al día siguiente lo tenemos que subir de noche. Después del desayuno, nos tomamos una foto con los checos, que se dirigen a dormir en el Abri Vallot, como parte de aclimatación para la ascensión de otra cima más del Leopardo de las Nieves.

Para las 06:00 empezamos a andar. Hace frío y la nieve esta fenomenal.

Hay que ir ganando altura por la arista que hay encima del refugio en dirección a la aguja.


Superamos un pequeño tramo rocoso en donde nos encordamos, en previsión de lo que viene a partir de ahora..



Atravesamos una última y aérea arista nevada...


para acceder al tramo de roca de la arista W.:


Los checos están ya bastante arriba:

Subimos montando reuniones. Hay un gran roce de cuerda, por lo que hicimos cuatro largos de unos veinte metros cada uno para superar los algo más de cien metros de desnivel que tendrá este tramo.



Una vez superado el tramo de roca, aún quedan otros ciento y pico metros de desnivel por nieve para acceder a la arista cimera.

Para las 12:30 llegamos a la cima (4.052 m). Hemos subido sin prisa, tenemos todo el día para estar por las alturas y el día está espléndido. No dejamos de mirar al Mont Blanc, dominando el horizonte...

A ver si mañana tenemos suerte y podemos subir allí...

Comenzamos el descenso y llegaremos de vuelta al refugio para las 18:00 horas debido a lo blanda que se encontraba la nieve. Un grupo de tres guías con sus clientes nos harán compañía.


MARTES 12 DE JUNIO

Al día siguiente toca madrugón. Manon nos prepara el desayuno para las 02:00 horas y una vez que los guías abandonan el refugio, para las 03:45 partimos nosotros. Esta noche no ha helado, por lo que toca sufrir en este conocido tramo. Las condiciones en el tramo rocoso no tienen nada que ver con las de ayer: la pared está llena de verglas y hace un frío y viento horrorosos. Pasamos mucho frío en la escalada, pero por fin llegamos a la cima.

No hace tan buen día como ayer, pero las vistas siguen siendo preciosas.

Comenzamos el descenso por la estrechísima arista en dirección al Col de Bionnassay, teniendo la precaución de bordear las numerosas cornisas que nos iremos encontrando.




Una vez en el collado, toca remontar la larga arista de nieve que nos llevará hasta el Dôme du Goûter atravesando el Piton des Italiens, punto de unión con la ruta italiana.

Llegando al Piton des Italiens.

Qué lejos queda todavía la cima...

Un vistazo atrás al tramo recorrido desde la Aiguille de Bionnassay.

Por fin tenemos a la vista el Dôme du Goûter.

Últimos metros antes del Col du Dôme.


12:30 Col du Dôme. Llegamos a la amplia senda que viene desde el Refuge du Goûter y que seguiremos hasta la cima.

Dejamos atrás el Abri Vallot...

y continuamos hacia Les Bosses.

Últimos metros...

16:25 Mont Blanc. 4.810 m. Estamos solos en la cima.



La idea original era haber continuado por la ruta de los cuatromiles hasta el Refuge des Cosmiques y al día siguiente bajar desde la Aiguille du Midi a Chamonix...

después de haber escalado la Arête des Cosmiques, pero dada la hora que es -una falta de aclimatación nos ha hecho avanzar muy lentos estos últimos cientos de metros- y sobre todo el cambio meteorológico que está ocurriendo, hace que finalmente decidamos descender cuanto antes al Refuge du Goûter, a pesar de no tener reserva en él. Durante el descenso, comenzará a nevar-granizar borrando en largos tramos el amplio sendero y haciendo que avancemos a ciegas utilizando los gps como única forma de saber por donde andamos.
Para las 20:00 horas, 16:15 más tarde de haber comenzado a andar, llegamos al refugio. Las nubes han desaparecido y podemos disfrutar desde lejos de la visión de este original edificio:

No nos ponen ningún problema para alojarnos, aunque estamos tan cansados, que ni cenamos, sólo nos hidratamos...

Al día siguiente desayuno a las 07:00 y para las 08:30 comenzamos el largo descenso hasta Les Houches acompañando a dos guías vascos junto con sus clientes.


Desde aquí no podemos dejar de contemplar la arista E de la Aiguille de Bionnassay que recorrimos ayer:

"La Bolera":



Llegaremos al Refuge de Tête Rousse en donde nos quitaremos los crampones. Necesitarán un buen afilado...

Seguiremos perdiendo altura hasta llegar a la estación de tren del Nid d´Aigle, que se encontraba en obras...

Siguiendo la vías del tren llegaremos al Col du Mont Lachat (2.077 m) y continuaremos por un bonito sendero balizado,

y para las 13:30 llegaremos finalmente al Téléphérique Les Houches-Bellevue, donde no podemos resistirnos a utilizar este medio mecánico para llegar al pueblo.

Una vez en Les Houches, tomaremos un autobús gratuito que nos acerque a la estación, para tomar el tren hasta St-Gervais-les Bains bajo un sofocante calor. Después de 20 minutos de espera, nos enteramos de que el tren no funciona por obras y que hay un servicio alternativo de autobuses, el cual no llega hasta dentro de dos horas. Después debemos tomar otro autobús que nos lleve hasta Les Contamines, donde nos tocará andar algo más de un km para llegar al parking de Tré la Tête. Llevábamos tal paliza acumulada y tantas ganas de ducharnos/cambiarnos de ropa, que durante la espera en la estación debíamos de dar pena/asco...

Finalmente, a las 18:15 horas llegamos al coche. Nos quedamos a dormir en el cercano Camping le Pontet, donde por fin pudimos descansar de estos agotadores, pero espectaculares días.

Material que llevé:

Mochila de 38 l.
ROPA
1 Chaqueta de Gore-Tex
1 chaqueta Softshell
1 camiseta de manga larga de lana merino
1 camiseta técnica de manga corta
1 Plumífero
1 pantalón Stretch Pro
1 mallas interiores
1 guantes finos
1 guantes de alta montaña
1 gorro
1 balaclava
1 buff
2 pares de calcetines
1 polainas
1 botas La Sportiva Nepal Evo
MATERIAL
Cuerda de 60 m (al no descender por la ruta de los cuatromiles, con una de 40 hubiese bastado)
Arnés ligero Petzl Tour
Equipo de rescate en grietas (tiblok y micro traxion)
2 tornillos de hielo
3 Totem Cams (azul, amarillo y morado)
3 fisureros Kong (talla 6, 7 y 8)
1 reverso
2 cintas cosidas de 120 cm
6 mosquetones de seguridad
6 mosquetones sin seguro
6 cintas variadas
1 navaja
1 juego de crampones
1 piolet largo
1 piolet corto
1 bastón plegable
1 casco
2 pares de gafas
VARIOS
1 hornillo y taza para fundir nieve (no llegamos a utilizarlo)
1 bolsa de hidratación de 3 litros
1 gps
1 sábana saco de seda
1 neceser

Peso total de la mochila: 20 kg.