Ascensión al Aragüells (05-09-2005)

Ascensión al Aragüells en compañía de mi hijo durante unas vacaciones en Benasque y aprovechando un corto pronóstico de buen tiempo durante la mañana.
Tomamos el primer autobús que parte de Benasque hacia el Puente de Coronas. El día ha salido muy inestable , por lo que los que han dormido en el Refugio de Coronas con intención de ascender al Aneto, se han quedado todos dentro del saco.
Subimos solos por el evidente y señalizado sendero mientras vemos a lo lejos nuestro objetivo:





















Este primer tramo de subida es sencillo, por lo que vamos ganando altura poco a poco





















Tras subir la parte más vertical, la que lleva a los Ibones de Coronas, vemos el evidente Collado de Cregüeña, situado a la derecha del pico, hacia donde nos debemos de dirigir





















A la vista del Ibón Inferior, cogemos fuerzas





















Vemos el recorrido completo de subida























Antes tendremos que atravesar este caos de piedras























Empezamos a ver la Cresta de Cregüeña...























...mientras detrás nuestro vemos el espectacular perfil de la de Llosás























No hace falta llegar hasta el mismo collado. Un poco antes comenzamos a trepar por la descompuesta ladera





















Desde aquí vemos los tres Ibones de Coronas y la parte inferior de la cresta de Llosás






















Debajo nuestro la sencilla Aguja Juncadella





















Sin más dificultades, llegamos a la cima






















A nuestros pies, el enorme lago de Cregüeña






















Snif, snif Ekain txapeldun






















Mientras bajamos, las nubes nos tapan la visión del Pico Maldito






















Tenemos la tormenta justo enfrente...






















y nos vamos a quedar sin ver la cima del Aneto
















Agur Aragüells






















Ni paramos en el Ibonet de Coronas






















Ahora descenderemos por el evidente sendero que pierde altura a través del bosque mientras comemos frambuesas y arándanos hasta llegar de nuevo al Puente de Coronas sin mojarnos






















La aventura comienza ahora: pinchazo en el autobús todoterreno. Otro autobús tiene que subir a recogernos bajo una impresionante tormenta en mitad de la pista. En fin, Serafín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario