1 de septiembre de 2019

PICOS DE ASTAZOU DESDE EL REFUGIO DE TUCARROYA

Ascensión a los Picos de Astazou desde el Refugio de Tucarroya en compañía de Ainhoa, Mari Carmen y Jon.
Para subir hasta el Refugio de Tucarroya recorreremos el Valle de Estaubé desde el Embalse de Gloriettes, en donde dejaremos el coche.

SÁBADO 31/08

A las 14:30 empezamos a andar teniendo a la vista nuestro objetivo, la Brecha de Tucarroya con el Monte Perdido asomando detrás de ella.


Tras atravesar el dique del embalse...


avanzamos por el valle siguiendo la Alta Ruta Pirenaica. La meteo no está nada clara y estaban anunciados chubascos dispersos a lo largo de la tarde. A ver si no nos mojamos...


Tras recorrer el fondo del valle sin apenas ganar altura, toca empezar a subir:

Disfrutamos de la vista del bonito cresterío que desde el Puerto Nuevo de Pineta llega hasta los Picos de Astazou.

Tras dejar a la derecha el desvío que se dirige hacia la Hourquette d´Alans -desde donde podríamos dirigirnos al pueblo de Gavarnie- y más tarde a la izquierda el que se dirige hacia el Puerto Nuevo de Pineta -desde donde podríamos descender al Valle de Pineta-, enfilamos hacia el evidente collado situado a la derecha del monolito denominado Borne Oriental, situado al inicio del corredor de Tucarroya. El Borne Oriental una vez rebasado el collado:

Para llegar a este, hemos tenido que atravesar un terreno descompuesto y penoso, anticipo de lo que nos encontraremos mañana:

El Embalse de Gloriettes ha quedado muy lejos:

Ainhoa y Jon nos han dejado atrás en esta última subida y aunque ellos libran, a nosotros nos pilla el chaparrón en el corredor.



La llegada al refugio y la preciosa vista hacia la cara norte del Monte Perdido queda deslucida por la lluvia. Además, parece que el glaciar ha perdido un buen trozo de hielo desde la última vez que anduve por aquí:

Subíamos con miedo de no encontrar sitio libre en las diez literas que tiene el refugio, pero afortunadamente, lo compatiremos con una pareja de gallegos, un gasteiztarra y tres franceses.

Espero a que deje de llover y se seque la roca para trepar al Pico de Tucarroya y así echarle un ojo a una futura travesía hasta los Picos de Astazou por esta lógica cresta que los une.
Subo por el evidente diedro que hay junto al refugio (III):

Tras una sucesión de sencillos corredores, llego a una zona herbosa plagada de edelweis. Al fondo asoma el Pico de Tucarroya.

la arista se estrecha...

hasta llegar a un destrepe de unos ocho metros hasta una estrecha brecha (III). El destrepe una vez superado el paso:

Una vez en la brecha. trepo por el diedro-chimenea de unos doce metros que tengo enfrente (III). Hay que subirlo en oposición y una vez arriba veo una instalación de rapel para poder descenderlo en caso de ir en sentido contrario. Una vez arriba, se alcanza rapidamente la cima. Me ha costado algo menos de media hora llegar hasta aquí. Un vistazo hacia el Gran Astazou:

Y otro vistazo hacia atrás, hacia el Pico de Pineta, visible al fondo del cresterío. Bonito mirador:
Para regresar al refugio, evito descender por el diedro-chimenea, ya que he visto un par de hitos situados a la izquierda según bajo, que evitan este destrepe -o la trepada en caso de haberlo visto mientras subía- utilizando viras herbosas y sencillos destrepes hasta llegar varios metros por debajo de la brecha. Se sube por el descompuesto corredor hasta el fondo de la brecha y tras ganar altura, sólo queda continuar el cresterío hasta el refugio por el mismo itinerario de subida.

DOMINGO 01/09

A las seis de la mañana suena el despertador. Me asomo por la puerta y veo que está todo cubierto por las nubes, sopla mucho viento y está lloviznando. El gasteiztarra pensaba subir al Cilindro, pero con esta perspectiva decide bajar a Pineta. La pareja de franceses quería subir al Collado del Cilindro y continuar hasta el Col de Tentes a través de la Brecha de Roland. Se despiden, salen, pero a los cinco minutos están de vuelta. No está el día para andar por las alturas...
Los gallegos tenían que bajar a Gavarnie a través de la Hourquette d´Alans, por lo que en cuanto amanece, se van. Les siguen los franceses.
Nosotros aguantamos un poco y en cuanto el viento deja de soplar y deja de llover, partimos también a las 07:20 horas.

No hace falta perder altura hasta el Lago Helado de Tucarroya,a no ser que necesitemos coger agua, por lo que siguiendo la hilera de hitos lo iremos bordeando por las terrazas superiores.

Siempre que he pasado por aquí ha sido con nieve, por lo que me sorprende tener que andar entre tanta piedra, tan rota en muchos sitios...

Subiremos hasta el collado situado al norte del Collado de los Astazous, visible al fondo a la derecha:

 tras unos penosos tramos:




Un poco de tregua:

Un vistazo al tramo de cresta que une el collado con la Arista Norte del Marboré:
Collado Norte (09:00 horas)

El Circo de Gavarnie, espectacular como siempre, pero hoy no está para disfrutarlo.

Tras reagruparnos, comenzamos la subida final siguiendo el evidente sendero...

que nos llevará hasta la estrecha cresta somital.



Un vistazo a la preciosa Arista NO del Petit Astazou

09:20 Petit Astazou


Sin perder tiempo comenzamos el descenso hacia el Collado Swan





Collado Swan. Ainsss, qué recuerdos tengo de esta vía..

Dejamos las mochilas en el collado y afrontamos el tramo final.

El Petit Astazou queda atrás...


Iremos superando varias gradas...


hasta llegar a la cresta final. Últimos metros...

10:05 Grand Astazou


No hay tiempo que perder. Unos negros nubarrones se acercan desde Gavarnie y hay que salir de aquí cuanto antes. Añorando aventuras vividas...

Nos pillará un chaparrón disperso, tal y como pronosticó MeteoFrance y llegaremos al Lago Helado otra vez con sol.

Sólo nos queda volver a subir por el descompuesto corredor hasta el refugio, en donde comeremos algo...

y tras recoger las cosas, comenzaremos el largo descenso hasta el Embalse de Gloriettes, a donde llegaremos acompañados por la densa niebla que hace un buen rato ha entrado por el valle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario